Cristiano Ronaldo dejará de ser embajador de Save The Children tras el manotazo a un menor

Continúan las consecuencias para el futbolista después de su feo gesto del pasado domingo a un aficionado que resultó ser menor de edad con trastorno del espectro autista

Duras consecuencias para Cristiano Ronaldo tras su desafortunado gesto del pasado domingo. Tras actuar impulsivamente y golpear la mano de un aficionado, el portugués está viendo cómo su imagen cae en picado a la vez que se enfrenta a diferentes investigaciones y castigos. En las últimas horas se ha sabido que la ONG Save The Children, con la que el futbolista llevaba años colaborando como embajador, ha decidido dejar de contar con él. Ha sido el periódico The Sun el que ha hecho pública la decisión tomada por la Organización, cuya labor fundamental es la protección de los menores alrededor del mundo.


Aunque lo que hizo el portugués resulta inexcusable, parece evidente que Cristiano no fue consciente de que la mano que estaba golpeando era la de un menor de 14 años. Para más drama, el niño en cuestión padece trastorno del espectro autista y según ha denunciado la madre, que le acompañaba en el momento de la agresión, el susto le mantiene en estado de shock, y ya ha expresado que no quiere volver a un estadio bajo ningún concepto.


Tal y como se puede apreciar en una foto publicada por la madre en redes sociales, la mano del chaval quedó roja y amoratada, lo que demuestra la fuerza con la que el futbolista golpeó al chico. Esta agresión está siendo investigada por el Manchester United, que podría castigar a su estrella, pero también por la policía local del lugar en el que ocurrió.


Por su parte el de Madeira ya se ha disculpado a través de sus redes sociales con un mensaje que, visto lo visto, no parece suficiente para nadie. "Nunca es fácil lidiar con las emociones en momentos difíciles como el que estamos viviendo. Sin embargo, siempre tenemos que ser respetuosos, pacientes y dar el ejemplo a todos los jóvenes que aman el juego bonito. Me gustaría disculparme por mi exabrupto y, si es posible, me gustaría invitar a este seguidor a ver un partido en Old Trafford como muestra de juego limpio y deportividad", escribía el deportista en su Instagram pocas horas después del suceso.



295 visualizaciones0 comentarios